Alex Alvarado. ministerios

El Joven y su Relación con Dios

Escrito por alexalvarado 02-04-2010 en General. Comentarios (2)

Ciudad de Dios

Dr. Alex Alvarado, pastor

Cumbre de Oración 2010

Taller: El Joven y su relación con Dios

OBJETIVO: Impulsar a los jóvenes incorporar en su vida las disciplinas espirituales.

 

 

TALLER: El joven y su relación con Dios

Daniel  6:10. “…se arrodillaba tres veces al día y oraba…”

A través de la historia Bíblica y moderna, Dios actuó en jóvenes que cambiaron el destino de las naciones. Fueron héroes de Dios.

Leemos de jóvenes como José, David, Daniel, Timoteo, Juan, que  sembraron en su juventud, y dejaron un legado para la historia. El secreto de su éxito estaba escondido en su relación con Dios.

En este taller entraremos en la vida de oración personal de uno de ellos y aprenderemos de su relación privada con Dios.

Se trata de Daniel, quien vivió muchos años antes de Cristo.  Este joven exiliado de Israel, fue secuestrado y alejado de su país, para vivir muchos años en Babilonia, pero no olvidó a su Señor en la tierra extranjera.

Es un ejemplo de fidelidad para todos, ya que estando lejos de su casa y en las condiciones más difíciles, en un ambiente contaminado espiritualmente, lleno de oposición, en las condiciones más adversas, estaba decidido a ser fiel a Dios.

Daniel lo logró porque era un joven de oración. Cuidaba su relación privada con Dios. Muchos jóvenes de hoy enfrentan ambientes de pecado, vicio, y maldad, y para ser victoriosas y victoriosos necesitan la oración privada como la practicaba Daniel.

Vemos su actitud y determinación en Daniel 1:8. Las comidas eran ofrecidas a los dioses de Babilonia, donde estaba Daniel exiliado. Él se cuidaba de las contaminaciones espirituales, porque valoraba su relación con Dios. Para él eso era lo más importante.

Al principio tuvo una gran oportunidad, de sobresalir, cuando el rey tuvo un sueño y nadie se lo pudo interpretar. Entonces Daniel y sus amigos oraron y Dios les dio la respuesta, y el rey lo honró delante de todos. Daniel 2:17-23.

 A través de la oración Daniel fue levantado poderosamente. En los días del rey Darío de Persia, la prosperidad de Daniel  desató la envidia de muchos. Los líderes del país le pusieron una trampa. Convencieron al rey, de prohibir la oración por treinta días, porque todos sabían que Daniel era temeroso de Dios y un joven de oración. Daniel 6:1-10.

Aquí descubrimos uno de los secretos de Daniel, el oraba a Dios, tres veces al día.

Al tiempo que pasamos con Dios a solas, ya sea leyendo la Biblia, orando y adorando se le llama disciplinas espirituales. Ese hábito ha sido el secreto de los jóvenes victoriosos a través de la historia. Apartar tiempo para estar con el Señor nos dará el poder y la sabiduría que necesitamos. Los jóvenes de oración siempre han sido jóvenes poderosos.

Cuando un joven toma la determinación de ser un joven de oración siempre tendrá oposición. Tendrá que vencer muchos obstáculos.

Daniel en el foso de los leones. (Comentar)

Otra experiencia con grandes lecciones para nosotros fue cuando Daniel recibió una revelación grandiosa en una visión. Esa era una revelación apocalíptica, para el futuro, y no la entendía. Entonces utilizó la fórmula que siempre practicó. Se apartó con Dios tres semanas. Ese fue un retiro de oración tan grandioso que le fue enviado un ángel para ayudarle. Daniel 10:1-12.

Sin embargo lo que el ángel le dijo, reveló uno de los misterios desconocidos hasta ese momento. En Daniel 10:13,14 el ángel enviado por Dios, le cuenta que tuvo oposición en el camino, mientras traía la repuesta para Daniel. Un ángel enemigo, un demonio, se le atravesó y se desató una batalla en el mundo espiritual por 21 días.  

Eso retardaba la respuesta, mientras Daniel libraba una batalla con intensa oración y ayuno. Eso explica porqué algunas oraciones retrasan la respuesta. Efesios 6:10-20. Tenemos enemigos espirituales que procuran debilitar nuestra relación con Dios.

Siempre tendremos oposición a nuestra vida de oración.

PARTICIPACIÓN: Como hemos visto, la oración es la clave del poder espiritual. La oración es fuente de bendiciones.

Sin embrago no será fácil mantener una vida de oración, ya que los jóvenes tendrán que vencer toda case de obstáculos y oposición para cuidar su relación con Dios.

Promueva la participación del grupo, mediante estas preguntas generadoras:

1. ¿Cuáles son los enemigos modernos de nuestra relación con Dios?

2. Sugerencias prácticas para que el joven practique las disciplinas espirituales.

Visite: www.AlexAlvarado.org   

 

          www.CiudaddeDios.net

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Mujer Que Dios Escucha

Escrito por alexalvarado 02-04-2010 en General. Comentarios (12)

Ciudad de Dios

Dr. Alex y Ana Alvarado, pastores

Cumbre de Oración, Ministerio Puertas de la Ciudad

Taller: Mujeres que Dios escucha

 

 

Taller: Mujeres que Dios escucha.    

Salmo 34:4 “Busqué a Jehová y Él me oyó…     

La mayor experiencia de la oración es descubrir que fuimos escuchadas por Dios.  Citas Salmo 5.1-3; Salmo 17:1,6; Salmo 34:4-6. La respuesta a la oración es la única garantía de que hemos pedido bien. Lo que trae gloria para Dios no es sólo que oremos, sino que tengamos respuesta. Juan 14:13 ¿Por qué, entonces, la oración de muchas queda sin respuesta? La única explicación es que muchas de esas oraciones están equivocadas. El problema es que millones de oraciones son ofrecidas sin que se espere respuesta.

Una de los errores más frecuentes es hacer de la oración un objetivo en sí misma. Lo mismo sucede con la alabanza y la adoración, pueden convertirse en un fin y no en medios. La oración es un medio para obtener algo. Es decir, si no nos enfocamos en la respuesta, seguiremos orando, como si ese fuera el fin, orar y orar. En otras palabras, el mero acto de orar no muestra que nuestra relación con Dios sea genuina; puede ser una rutina, un hábito, una práctica muerta, una mera repetición de palabras. Pero cuando se reciben respuestas claras, se tiene prueba de una relación vital con Jesús.  La mujer que Dios escucha, tiene oraciones contestadas.       

Características de la mujer que Dios escucha:

La mujer cuya vida está centrada en la Presencia de Dios. Juan 14:7

Es una que entiende el embarazo espiritual. Ejemplo de Ana. Ella era una mujer del Antiguo Testamento, afligida por su incapacidad de tener hijos. Pero lo logró en oración. Primero es el embarazo espiritual y luego en la oración se da a luz. El embarazo espiritual es aquello que tenemos en el corazón para que Dios haga un milagro. Eso nos produce un peso espiritual que nos lleva a la oración.  El embarazo no es el objetivo, la mujer no quiere estar siempre embarazada, quiere ver el fruto.  Ana estaba embarazada antes de concebir. Y dio a luz en la oración que hizo.

Capaz de tocar el corazón de Dios. Ejemplo Ana. Ya vimos la experiencia de Ana, ahora vemos la oración que hizo y la actitud de su corazón, que tocón le corazón de Dios. 1 Samuel 1:9-13,20.

La mujer con promesa. Sabe que Dios le ha hecho promesas. Hace suyas las promesas que encontramos en la Biblia.

 

 

Tiene la actitud de Esther. Ester 4:16. Prefiere arriesgarlo todo en Dios, antes que quedarse con las manos vacías sin intentarlo. En el ejército de Israel, si un joven oficial deseaba ascender, tenía que ofrecerse voluntario para acciones en las cuales arriesgaba su vida. No vas a ascender en tu relación con Dios, quedándote en la zona de seguridad.  

Dispuesta a esperar, porque sabe que el milagro viene. Salmo 25:3-5; 40:1-3; 42:11

Peleará por lo suyo, sin tregua. Mateo 15:21-28.

Se presenta ante el Señor tal y como es. Sabe que las palabras religiosas y la pretensión de impresionar a Dios no funcionan.

Honra la autoridad. Sabe que la autoridad espiritual viene de Dios, es decir las autoridades delgadas, representan la autoridad de Dios.

Saber que pedir bien es tener las prioridades correctas. Santiago 4:3.

La actitud y mentalidad de Ruth. Sabe que hay bendiciones esperándole adelante. Inconforme con las cosas como están, sabe que deben cambiar.

Sabe que Dios se mueve únicamente por la fe de quien ora.

Una mujer conectada al propósito de Dios.

__________________________________________________________

Participación: basados en los siguientes textos bíblicos, hacemos la dinámica participativa. Lucas 18:1-8 Lucas 11:5-10.

¿Qué aprendemos de estos ejemplos que nos enseñó Jesús, con respecto a la oración contestada?

 

Conclusión: La mujer que Dios escucha es aquella que es perseverante, entrará a la presencia de Dios, hasta que se le haga justicia.

 

Salmo 116: “Amo a Jehová, pues ha oído mi voz y mis súplicas; porque ha inclinado a mí su oído, por tanto le invocaré todos mis días…”

(Tiempo de oración, para prácticar lo aprendido)

  

www.AlexAlvarado.org           www.CiudaddeDios.net 

Oraciones Que Hacen los Hombres

Escrito por alexalvarado 02-04-2010 en General. Comentarios (1)

Ciudad de Dios

Dr. Alex Alvarado, pastor

Cumbre de Oración 2010

Taller: Oraciones que hacen los Hombres       

OBJETIVO: Impulsar a los hombres a la oración intrépida, profunda y constante.

 

Taller: Oraciones que Hacen los Hombres

1 Timoteo 2:8 “Quiero que los hombre oren…”

Aunque todos los hijos de Dios oramos básicamente de la misma forma, y contenido, también es cierto que existen diferencias en nuestra relación con Dios. Por ejemplo la relación con Dios de un pastor, debido a su responsabilidad, seguramente tendrá asuntos que los demás no presentan ante Dios de la misma manera. Lo mismo sucede con los intercesores quienes son personas que llevan una carga por la obra de Dios distinta al común de los creyentes.

Los hombres oramos diferente. Ese es uno  de los principales  descubrimientos que nos ayudará en nuestra vida de oración.

Por años hemos escuchado que las mujeres tienden a ser muy espirituales debido a su enorme capacidad emocional y espiritual. Eso es cierto, pero donde está el error es creer que los hombres somos inferiores en lo espiritual. Cuando la verdad es que sólo somos diferentes. Los hombres no queremos orar como las mujeres, queremos hacerlo a nuestra manera.

Hay tres realidades que nos condicionan a desarrollar una vida vigorosa con Dios:

1. La tendencia general del varón  a ser más racional que emotivo.

2. La cultura occidental le impone al varón la idea de no demostrar emociones, pues se interpreta como signo de debilidad. Por eso no sabemos expresar los sentimientos y emociones de forma adecuada, tenemos bloqueos mentales. La sentencia que pesa sobre muchos de nosotros es: “los hombres no lloran”. Las mujeres pueden expresar sus emociones, llorar y aún hacerlo en público y eso es visto como normal. Pero no sucede igual con los hombres. La tendencia es a reprimirnos porque nos avergüenza demostrar nuestras emociones. En algunos círculos es hasta indecoroso que un hombre exprese lo que siente y menos aún que llore.

Este aspecto es una de las causas de que los hombres padezcan con más frecuencia de enfermedades cardiacas, gastritis, y otras dolencias que tiene su origen en la falta de desahogo emocional saludable.

El machista latinoamericano, para desahogarse emocionalmente, por lo general, necesita emborracharse. Y ya sabemos las consecuencias de esas conductas (Efesios 5.18)

Sin embargo los hombres de la Biblia no tenían ese problema. Los hombres más valientes no tenían dificultad en llorar en la presencia de Dios. Eso era visto como sinónimo de hombría. Hombres totales como Moisés, David, Jeremías, Pablo, fueron libres para expresar sus sentimientos y fueron poderosos en la oración. Sus oraciones cambiaron el destino de mucha gente y aún de una nación.  

3. En tercer lugar cuando oramos nos dirigimos a Dios como nuestro Padre. Es frecuente que el hombre proyecte la imagen de su padre terrenal sobre el Padre Celestial. ¿Cuántos hombres han tenido una calidad de relación con su padre que les ayude a entender la comunión con Dios?

¿Cómo afecta todo esto nuestra oración como hombres?

Nos afecta debido a que la oración es la expresión de las más profundas vivencias del corazón humano, y si no tenemos la capacidad de sacarlas y expresarlas, tampoco podemos orar. Algunos ni siquiera saben interpretar o definir lo que tiene en el corazón, por lo que no saben expresarlo en oración. Por ejemplo emociones como el miedo, la soledad, la frustración, la debilidad, la confusión, las crisis personales, las presiones a que somos sometidos los hombres, etc. no somos capaces de comunicarlas adecuadamente.

¿Qué podemos hacer? La medicina es la Palabra de Dios. Muchos hombres han encontrado libertad y han entrado en una vida de oración renovada a través de leer y entender las oraciones del libro de Los Salmos. Es el libro de oraciones más fabuloso. Fue escrito por varios autores, entre ellos el rey David. Los salmos de David los

 

encontramos dispersos por todo el libro, pero llaman la atención los aquellos que expresan sus crisis, luchas y victorias. Cuando estudiamos la vida de David descubrimos que fue un hombre que vivió todo tipo de crisis: presiones, miedos, soledad, amenazas, traición, crisis, dolor y sufrimientos, así como grandiosas victorias. Son muy semejantes a las experiencias de los hombres de nuestros días.  David oraba lo que tenía en el corazón en ese momento sin máscaras ni poses religiosas. Sus oraciones eran transparentes. (Los primeros salmos del 1al 72 son una muestra de esas oraciones)

Como hemos visto en 1 Timoteo 2:8 la Biblia nos dice: “Quiero que los hombre oren en todo lugar… También en Lucas 18:1 Jesús les enseñaba a los discípulos la necesidad de orar siempre. ¿Cómo debemos orar los hombres?

Principios espirituales de las oraciones que hacemos los hombres:

1.   El hombre tiene autoridad delegada por Dios.

2.   El varón es imagen y gloria de Dios, la mujer es gloria del varón.

3.    La autoridad en el mundo espiritual es necesaria para orar efectivamente.

4.   Dinámica de la oración. Inicie con acción de gracias, y alabanza. Tenga a la mano música y Biblia.

5.   Exprese los pensamientos, sentimientos,  emociones y deseos de su corazón ante el Señor.

6.   Hágalo todos los días. De ser posible a la misma hora y lugar.

7.   Además de la oración personal, ore con otros. Tenga compañeros de oración.

8.   Existe una relación directa entre la calidad de nuestras oraciones y nuestro conocimiento y comunión con  la Palabra de Dios. Es aconsejable pasar un tiempo en la Biblia antes de orar.

 Taller. (En grupos o pueden pedir participación) dialoguen sobre estos temas:

¿Cuáles son los obstáculos más frecuentes que enfrentan los hombres a la oración? La necesidad de oración. ¿Por qué es necesaria la oración en la vida?

Visite. www.alexalvarado.org      www.ciudadedios.net

La Oración Bíblica

Escrito por alexalvarado 02-04-2010 en General. Comentarios (1)
  1. La oración debe ser inteligente. Salmo 47.7. La inteligencia depende de nuestro conocimiento del corazón de Dios y sus propósitos. La oración debe ser inteligente, porque lo conoces. A  veces es mejor que otro ore por ti. “Mejor déjeme orar a mi yo lo conozco y sé cómo piensa”.

¿Cómo llegas a conocer su Corazón? Exponiéndote a la Palabra y orando. Salmo 119:104.  Colosenses 1:9,10.

  1. En la oración interviene todo lo que somos. Toda oración personal contiene todo lo que somos, hemos sido y cómo nos vemos delante de Dios. En la oración íntima todo el ser está expuesto. La oración debe ser la suma de nuestra existencia. 1 Tesalonicenses 5:17, 18, 19, 23. La oración farisea es la contradicción de la soberanía de Dios, pues todo lo sabe. Lucas 18:9-14.

Al presentarse en el Tabernáculo, entraba el ser completo. ¿Qué asuntos de la vida le interesan a Dios?, todos. La gracia, es la virtud de Dios que nos habilita para movernos en él.  

 

  1. Es bíblico darle valor a la oración. El Señor Jesús valora la oración. Jesús oró y ora. Hebreos 7:25. Es el ejemplo de que necesitamos orar. Es una evidencia de que sus discípulos debemos valorar la oración. Valorar lo que Él valora. Hoy valoramos más lo material, lo intelectual, las posiciones y otras cosas. Ejemplo: ¿en qué sirve usted hermano? En xxx, Qué bien y usted. Soy del coro, wow. Y usted…  R/ En la oración. Pobre hermano, no sirve más que para orar. La oración es un servicio sublime, importante vital, y decisivo. Dios lo valora, al punto que las oraciones están guardadas en el cielo. Usted sólo guarda lo que valora. Apocalipsis 8:1-5. Las oraciones afectan la realidad de nuestras ciudades.
  2. Nunca estamos más cerca del cielo que cuando oramos.
  3. La oración trae consigo más de lo que pedimos. Efesios 3: 20,21. Venimos por algo específico y salimos con más.
  4. Dios no siempre contesta la oración de forma instantánea, sino que a veces los hace progresivamente, paso a paso. Existe la respuesta progresiva. Mientras caminamos en las indicaciones se va cumpliendo el milagro.  Ejemplo de los tres ciegos sanados en forma distinta que ilustran la naturaleza de la obra de Dios al contestar las oraciones y muestra la amplísima variedad en su manera de obrar. En el primer caso Cristo se acercó a un ciego en Jerusalén, el cual no pidió ser sanado. Hizo lodo, humedeciéndolo con su propia saliva, y lo untó en los ojos del ciego, mandándole luego a que fuera y se lavara en el estanque de Siloé. Los resultados se vieron al final de todo el proceso. Sino no hubiera obedecido al ir al estanque el milagro no se completa. (Esto podemos encontrarlo en Juan 9:1-41).

El segundo caso, le traen al ciego, y suplican al Señor que lo toque. Marcos 8:22-25. Tomándolo de la mano al ciego, lo sacó fuera de la aldea y después de escupirle y poner las manos sobre él le preguntó: ¿Ves algo? El alzó los ojos y dijo: “veo los hombres, pero los veo como árboles que están andando”. Entonces le puso las manos nuevamente y pudo ver con claridad. Como aquel ciego, muchas veces Cristo tiene que tomarnos y llevarnos aparte del ruido de este mundo, donde pueda tenernos completamente para él y allí hablar y tratar con nosotros. Notemos la sumisión del hombre, se dejó llevar en la voluntad del Señor. El iba rumbo a su milagro. Llama la atención que necesito un segundo toque.

El tercer caso fue el del ciego Bartimeo. Marcos 10:46-52. El factor sobresaliente fue la urgencia de aquella fe que se expresaba en desesperados llamados, gritos que provocaron que los discípulos del Maestro lo reprendieran. Eso solo logró que gritara más fuerte. Era como un ahora o nunca. Pero en este caso en particular la el milagro no fue llevado a cabo por medio de un toque, ni por la aplicación de lodo, ni por u enjuague con agua, sólo bastó la palabra del Maestro y Bartimeo sanó.  

Además la forma en que Dios actúa en nosotros en respuesta a la oración es diferente, para cada uno. No debemos buscar la experiencia del otro, sino la propia.

  1. A la oración privada, Dios le llama: Lugar Secreto. Jeremías 23:18,22. Mateo 6:6. Esto denota en nivel de relación que Dios tiene con los que oran.
  2. Debemos hacer oraciones que combinen los diferentes tipos de oraciones. 1 Timoteo 2:1. Esto es, súplicas, peticiones, oraciones, intercesiones, acción de gracias, alabanza, declararan la amplia diversidad de oraciones y la necesidad de conocerlas y practicarlos todas y de combinarlas, para ir más allá de la simplicidad de una oración formal. Añadiendo oración, tras oración, súplica tras súplica, intercesión, tras intercesión, acción de gracias tras acción de gracias, hasta que la fuerza combinada de las oraciones en su modo más elevado unan su fuerza acumulativa. 

La alabanza y la adoración en el culto, y en la oración misma, no sustituyen la oración personal. A veces somos como los evangélicos que vamos al culto, o los católicos que van a misa y sienten que cumplieron con Dios. Piensan equivocadamente que ya no tienen necesidad personal de la oración. Eso se quedó grabado en el inconsciente de muchos.    

  1. Los hijos de Dios recibimos el Espíritu Santo y el Espíritu nos provoca deseos de orar. Cuanto más oramos más queremos orar. La oración produce oración.
  2. Hay una relación entre la cantidad de oración y la bendición. Bíblicamente la cantidad de oración es importante. La Biblia nos dice que le agregaron incienso, a las oraciones de los santos. La cantidad de oración tiene relación con las bendiciones que recibimos.

 Visite. www.AlexAlvarado.org

           www.CiudaddeDios.net

Porqué Debemos Orar

Escrito por alexalvarado 02-04-2010 en General. Comentarios (0)

Porqué debemos orar.  Salmo 2: 6-8

Somos llamados a ser socios de Dios. Dios quiere hacer grandes cosas, pero no quiere hacerlas solo. Espera encontrar colaboradores, para hacerlo juntos. Después de la creación, las grandes obras de Dios son el producto de la cooperación con el hombre.   1 Corintios 3:9ª.

 Salmo 2:8,9. Este es un salmo Mesiánico. Dios pide que le pidan

Dios espera la oración para actuar debido a la libertad que Él mismo nos dio. La oración pone a Dios legítimamente es los asuntos de los hombres.

Las posibilidades y la necesidad de la oración, su poder y resultados se manifiestan en detener y cambiar los propósitos de Dios y en poner en acción el impacto de su poder. Ejemplos:

Génesis 20:17, 18. Contexto

Job 42:8, 10

Jonás 1.17; 2:1,10

Faraón le pidió a Moisés 4 veces que orara por él y las plagas cesaban.

Deuteronomio 9:14-19 Moisés oró por Israel ya que sería destruida por Dios.  

Jonás 3.10 la ciudad de Nínive oró arrepentida y se salvó de la destrucción.

En Isaías 38:1-5 el rey Ezequías recibe un trágico mensaje enviado por Dios. Pero oró…

Estos hombres sabías que debían orar para cambiar las cosas. Hebreos 11:32-34.

Hay cosas que nunca sucederán a menos que Dios encuentre un socio. En tiempos de decadencia, Dios buscó una persona que afectara su propósito, pero no lo encontró. Ezequiel. 22:30

A veces estamos esperando en Dios y el cielo no ha recibido el pedido.

La aventura de ser un intercesor. Socios de confianza. El intercesor tiene una carga por la obra de Dios que el común de los creyentes no tiene. Sus oraciones logran la intervención de Dios en los asuntos de su reino.

Las oraciones sobreviven a quienes las hacen. Hoy estamos cosechando las oraciones de generaciones anteriores. Las oraciones son inmortales. Cuando ya no estemos nuestras oraciones seguirán actuando, esa es nuestra herencia y legado.  La oración es acumulativa.

Me da la impresión, que en esta generación estamos gastando la reserva.

Hay una relación entre la calidad y la cantidad de oración y nuestro impacto en el mundo. La iglesia debe mantener el incensario lleno y heredar a la siguiente generación. Apocalipsis 8:1-5.

Una generación de creyentes influencia la siguiente, y al mundo por el valor que le da a la oración. Mateo 7:7

La actividad espiritual del cielo o del infierno sobre una ciudad, depende de las oraciones que hace la iglesia.

Todavía predomina el pensamiento de que cuando una persona está orando no está haciendo nada. Y este sentimiento hace que menoscabemos la importancia de la oración, a veces practicándola apresuradamente y otras veces abandonándola y descuidándola del todo.

Eliseo preguntó: ¿Dónde está el Dios de Elías? Está esperando que Elías clame a Él.

De acuerdo a la necesidad de oración de esta generación, prácticamente no estamos orando. El único servicio realmente trascendente, que afecta las personas de forma infinita,  del cual nos pedirán cuenta, es la oración.

Me temo que, para algunas personas, la adoración congregacional ha satisfecho su necesidad espiritual a tal punto, que ha sustituido la oración.

Jeremías 33:3 es el cheque en blanco de Dios.

La historia de un creyente es la historia de sus oraciones contestadas.        1 Crónicas 4:10

Santiago 5:16-18.  

Isaías 45:12 Esto es tan grandioso, Dios le dice al hombre que con toda propiedad y poder le pida acerca de las promesas del reino.

Después de 30 años de ministerio puedo concluir que las tres ofrendas que son inmortales y que más afectan la obra de Dios: oración, tiempo, dinero.

Lo indignante es que hay creyentes que esperan que la obra de Dios prospere con: las ofendas de otros, las oraciones de otros, el trabajo de otros. Santiago 4:3

¿Por qué es necesario aprender a orar? El evangelio, en su éxito y poder depende de nuestra habilidad para orar. Las dispensaciones de Dios, la economía de Dios, dependen de la habilidad de orar del hombre.  Es por eso que la oración es la tarea más urgente hoy.

Pero estamos paralizados ante un mudo en la segunda década del siglo XXI, cuya característica es el cambio, la innovación, la actualización, una generación donde nos sentimos desactualizados no importa los esfuerzos que hacemos. La oración está devaluada.

¿Cómo encontrar de nuevo el valor de la comunión con Dios y la oración? Poniéndola en primer lugar. Luego lo demás. Así que procuro que antes de conversar con al gente, haber conversado con Dios.

1 Timoteo 2:8  1 Tesalonicenses 5:17-19. Lucas 18:1

¿Es pecado la falta de oración? 1 Samuel 12:23 Apocalipsis 2:2-5

No hay sustituto a la oración: no pude hacer sustituto ni rival para la oración. Tampoco puede ser suspendida, ni detenida por ninguna generación. Hemos fabricado sustitutos a la oración. No podemos lanzarnos a nuestras conquistas espirituales apoyándonos en las oraciones de la generación pasada.

La oración es la única cosa efectiva y que hace que el resto de los que hagamos sea eficiente.

Si la oración no es parte importante es nuestra vida, no estamos bien con Dios.

La oración de fe es el único poder del universo al cual se rinde el gran Jehová.

 Le invito a visitar: www.AlexAlvarado.org